Pieza para saxofón y arpa

Hace unos días tuve el grandísimo placer de trabajar con Juan Diego Castro Serrano (saxofón) y Noelia Vidrier Samblás (arpa) que se ofrecieron a grabar una de mis piezas. No solo lo pasé genial y me sentí a gusto por el buen ambiente que pudimos crear los tres, si no que hicieron un gran trabajo.  Así que antes de tirarme el rollo quiero agradecerles a los dos su trabajo y todo el interés que han puesto en que la pieza quedara bien grabada.

Como es costumbre os hablaré un poquito de la pieza. Disfruté mucho componiéndola, primero porque tenía que tener muy en cuenta las características del arpa, con la que hay que estar un poco atento a cómo van los pedales para no hacerle la vida imposible al intérprete. Segundo, porque tenía que tener en cuenta que el saxofón podía tapar al arpa en cualquier momento. Me forcé a hacer una pieza breve en la que los dos tuvieran el mismo grado de protagonismo y el arpa no fuese un mero acompañamiento. El resultado fue el que escucharéis más tarde.

En cuanto a las características pues puedo decir que el reto era componer una pieza corta mas bien por tiempo. Quise hacer una obra que tuviera una sonoridad consonante (la que se escucha al principio) pero con un toque contemporáneo ( cuando el saxo empieza a “desmadrarse”). ¿Por qué elegí estos dos instrumentos? Pues veréis, en realidad tiene razones académicas que no vienen al caso, pero quien sabe, quizá no habría pensado en esta combinación de no ser por esas circunstancias.

Sin mas os dejo aquí el vídeo para que podáis disfrutarlo.

Bon Voyage

Tras un curso intenso y estar bastante desaparecida inauguro la temporada con una entrada muy especial y con mucha emoción. Este año la orquesta de cuerda del Conservatorio Superior de Música de Madrid organizó una lectura de las obras que habíamos compuesto mis compañeros y yo el año pasado. Sigue leyendo

Ecos de España

Hace poco estuve empapándome de forma intensiva de la música de grandes compositores españoles. Entre ellos no podía faltar Albéniz, y cómo no, su nombrada suite Iberia.

Albéniz fue desde su más tierna infancia un virtuoso del piano. Estudió en Madrid y viajó por todo el mundo dando conciertos. Sin embargo, un factor decisivo fue conocer al compositor Felip Pedrell, ya fue quien le orientó hacia la música popular española. En ese momento Albéniz empezó a componer las obras por las que hoy en día le reconocemos como la gran figura que es. Su estilo se fue refinando durante los años sucesivos con un carácter nacionalista y universal al mismo tiempo, culminando con la suite Iberia, que serviría de ejemplo para otros grandes compositores españoles como Granados o Falla. Sigue leyendo

La magia de Brahms

Hace mucho tiempo que se de la existencia de Brahms. Realmente es difícil no saber de él siendo uno de los compositores más sobresalientes de la historia. Al menos en la literatura violonchelística se habla mucho de sus sonatas para chelo, y estoy convencidísima de que entre los pianistas también es muy nombrado. Sigue leyendo